Me falta

Permalink 1


Por acá pensando antes de dormir… que el desorden, el caos, la confusión, el agite de la vida, la angustia, la euforia, el dolor y el sufrimiento son parte del viaje de la vida… es más hoy creo que se hace interesante en la medida en que no nos quedemos ahogados ahí como en un vaso con agua.
Cuando era chiquita, yo no tenía ni la mitad de la sensatez que tengo ahora y eso que no me considero sensata en gran parte de mis pensamientos, apreciaciones y decisiones que tomo. Me falta… 
Por supuesto mi vida tampoco estaba en orden, no está aún porque sin darme cuenta estoy sujeta a patrones y comportamientos que no son justo con lo que he soñado pero ahí voy en la lucha porque no me rindo hasta ser ese ser que sueño ser y ahora con mayor razón siendo madre.  Me falta…

Si no hubiera sido por el ejemplo de mi familia (con todo y sus errores, con todo y los desacuerdos, con todo y lo que no quiero copiar de ellos…) mis hijos hoy serían diferentes. Agradezco siempre a mis padres, abuelos, hermanos por ser por ahora mi luz al final del túnel. Solo sé que intento darles a mis pulgas mi mejor ejemplo pero con todo y eso, creo que no es el mejor de los ejemplos. Y no es que me de duro. Solo soy consiente de que siempre puedo ser más y mejor.  Me falta…
Algún día quiero materializar al 100% lo que llamamos maternidad. Que suena raro pero la maternidad no sólo es cuando das a luz y das de amamantar, poner  un pañal y le cantas un lullaby a tu bebé. Es una profesión sagrada! Me pregunto: ¿existe algo más grande que ser el motor que impulsa para sacar el mejor provecho del potencial de un hijo?   Me falta…

Hoy a mis 38 me siento en el fin de la primavera de mi vida y me doy cuenta que empecé a transformar mis patrones de comportamiento por el de sanar en todo el sentido mi alma, mi cuerpo, mi vida. Porque cuando sanas eres más feliz. Y la felicidad en mi vida es justamente estar al lado de mis hijos de manera que ahora quiero existir, ser cociente y en lo posible ecuánime. (Parte difícil).  Me falta..
Ando con el cuento de vivir una vida en plenitud desde hace varios meses. Es algo raro porque no sé que hace que sienta tantas ganas de cumplir con mis propósitos tan rápido. Es algo intuitivo pero al mismo tiempo acelerado. Solo espero llegar en el invierno de mi vida y haber cumplido con ese propósito. Creo que aveces es miedo. Me falta…

Que las energías se alineen para lograrlo. Espero dar lo mejor para que eso suceda y que al final de esa plenitud sea mi mejor yo posible.  Me falta… 
 

No Comments Yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *