Me hago entender?

Permalink 0



Este fin de semana ratifiqué que si algo me genera paz es la finca.Salir a caminar, entre el verde las montañas. Observar y oler los bosques de eucalipto, ver como maduran los cultivos de mi papá y mi hermano Germán, oler las especias recién arrancadas de la tierra de Mateo y luego verlo con pasión cocinar en el horno de barro sus más deliciosas recetas al son de la historias y las carcajadas de mi abuelita, tíos y primos.

Ver el agua del río correr, escuchar el trote de los caballos, y disfrutar el eco de los gritos de dicha de mis hijos jugando por toda la finca… 

Mami quiero vivir en acá en la finca

Procuro dar el mejor ejemplo, pero cuando llego a este lugar pienso: “Mi abuelito siempre gozaba siendo alcahueta e irresponsable con sus nietos (jajajaj), hacíamos los que se nos antojaba en “el campo” como le decía. No le temía a nada y por el contrario nos animaba al riesgo y a tenerle confianza a la independencia desde muy pronta edad. Se divertía en esa labor y yo lo único que puedo hacer es honrarlo con sus mismos actos. Ahora entiendo por qué gozaba tanto. Cumplo al pie de la letra cada uno de sus consejos y enseñanzas, y puedo decir que me hace infinitamente feliz ver a mis hijos correr y perderse entre los matorrales, aprender de manera independiente a montar sus caballos con la libertad característica del campo, untados hasta la coronilla, mojados con manguera o en el río, llegar con los cachetes colorados por el sol y oliendo literalmente a ‘chivo’!!! Es en el único lugar en donde puedo verlos lejos de la tecnología y que en ningún momento del día me digan “estoy aburrido”. Samuel y Luca sueñan con la finca y cuando llegan desde que se despiertan hasta que se acuestan las únicas dos ordenes que escuchan de mí (creo jajaja) son “Siéntense a almorzar”, “Es hora de dormir”. Para mí no tiene precio saber que ellos al igual que yo aman y disfrutan de lo básico de la naturaleza. 

Revivir momentos de infancia. Disfrutar del sonido de las chicharras en las noches y del canto de los pájaros es la madrugada; que mis pulgas me digan “Mami quiero vivir acá en la finca” o “Mami, paremos que quiero abrazar a mi caballo” 

ME LLENA DE DICHA! Me hago entender? Esto es la locura para mí! 🌸💚🌳🐎🐎

No Comments Yet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *